Inicio Foros Off Topic Historias junto al fuego Nunca dije que fuera a rendirme

Etiquetado: 

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de kteo kteo hace 4 semanas, 1 día.

  • Autor
    Publicar
  • #4873 Editar
    Imagen de perfil de ElPumadeKZ
    ElPumadeKZ
    Debates creados:
    3

    Respuestas:
    1

    “Aviso, este relato a nivel de LORE está des actualizado y es el segundo relato que creé, si encontráis algún fallo o que no os ha gustado porque faltaba X o faltaba Y, no tengáis miedo comentarlo. Pronto (cuando los exámenes me quiten tiempo) me pondré a hacer este relato con el LORE de este universo de ficción y fantasía creado por mi actualizado, sin nada mas que añadir, disfrutad del relato corto :yahoo:

    La hora se acercaba, sabíamos que no íbamos a aguantar este ataque, pero aun así, no dimos marcha atrás, nos preparamos a fondo, fortificamos cada muro y cada almena para repeler el ataque imperial.

    Tuvimos todo el día para prepararnos, cuando llegó la noche observamos que varios soldados se empezaron a asentar cerca de las murallas de la ciudad. Ellos empezaron a celebrar su “victoria” en esta batalla, mientras que nosotros nos empleamos a fondo para ganar nuestra defensa.

    Al llegar el alba, vimos un avance masivo hacia la ciudad, pero nosotros esperamos hasta el momento de que llegasen hasta las fronteras de la ciudad.
    Cuando llegaron hasta la muralla exterior salimos a dar la cara, eramos pocos, pero eficientes, mientras que ellos lo único que sabían hacer era beber.

    – ¿Tu que haces aquí? ¿Porque no te has ido con tu pueblo, orejas puntiagudas?. Me preguntó el general imperial.
    – Nunca dije que fuera a rendirme. Le contesté de manera orgullosa.
    – Muy bien, tu lo has querido, AL ATAQUE!. Gritó el general.

    Entonces, hordas y hordas de soldados avanzaron hacia nosotros. Yo avancé de frente con cientos de hijos del bosque con mi arma, la Guadaña de las Mareas, con la que hice un corte horizontal en el que me llevé decenas y cientos de soldados y también se creó una grieta en el suelo, eso me pasa por jugar con armas ancestrales.

    El ataque siguió, con los dos bandos empatados, hasta que avanzaron sus armas de asedio, esas torres de asedio eran un incordio, ya que mientras combatíamos a los soldados cuerpo a cuerpo los arqueros de las torres de asedio no paraban de dispararnos flechas y de acribillarnos, pero todo iba según el plan.

    Cuando llegamos a la muralla interior salieron los arqueros de las almenas y empezaron a disparar a los arqueros, tomamos el contraataque, ya no tenían arqueros, así que salieron de la ciudad miles de hijos del bosque, con sus dagas y arco, mataban a todo lo que tenían por delante. Mientras tanto, yo seguía combatiendo con la guadaña, ellos serían mas, pero yo tenía el poder de Nagakibouros. Con el extremo opuesto al de la hoja golpeé el suelo y salieron tentáculos hechos de agua, que me recordó al cuerpo de Nagakibouros, pero estos tentáculos aplastaban a los enemigos con toda la furia de Nagakibouros. Cuando terminaron de aplastar a sus enemigos estos tentáculos se empezaron a descomponer, inundando todo el campo de batalla.

    Cuando quise darme cuenta, se escucharon dos cuernos de batalla, uno sabía cual era, el cuerno de Andrión, el primer elfo, pero el otro me sorprendió verlo, los malditos
    Doth’ Nir, nos estaban ayudando. Los imperiales se quedaron perplejos, esta niebla era mas densa que de costumbre, era tan densa que no podíamos ver nada. En un momento empecé a dar cortes en el aire, hasta que un Doth’ Nir me agarró una parte del mango.

    – Yo que tu no haría eso, disiparías la niebla. Me contestó Andrión, en el pasado también conocido como el primer rey de los elfos, pero ahora era un Doth’ Nir.
    – Pero, no puedo ver con esta niebla tan espesa. Le contesté con miedo y confusión.
    – No te preocupes, yo lo arreglaré. Me dijo mientras miraba a su alrededor.
    – Empezó a recitar unas palabras y cuando terminó apareció un círculo rúnico en el suelo, me sentí asustado por un momento, pero se me pasó al ver que podía ver en la niebla con total claridad.
    – Esto no se lo digas a nadie. Me dijo Andrión con una sonrisa en su rostro.  Si, mi rey. Le contesté con orgullo.                                                                                                                           – Deja las formalidades, ya no soy rey, ya no. Me dijo con pena y nostalgia.

    Ya que podía ver bien en la niebla, me deslicé veloz como un lince y sigiloso como un gato, asesinando a los imperiales sin que supiesen los demás Doth’ Nir que era yo. Al ver que los Doth’ Nir se encargaban de ellos decidí salir de la niebla, para ver que el mismo general imperial estaba derrotando a los hijos del bosque.

    – Escoria, anda que aliaros a los orejas puntiagudas, no merecéis llamaros humanos. Dijo el general de una manera frívola y cruel.
    – Por lo menos… no seremos odiados… por el res…. Esas fueron sus últimas palabras.

    Con un odio interno tan fuerte me acerqué corriendo hacia el para asesinarle pero detuvo el golpe con su espada. Entonces, comenzó el enfrentamiento, yo salté para hacerle un corte en arco hacia abajo pero me lo volvió a bloquear con su espada colocándola en horizontal y me lanzó hacia atrás con un empujón. Me volví lanzar y en un momento encadenamos los dos varios golpes, pero el tenía mas destreza, lo único que podía hacer era darle con el lado opuesto de la hoja como hice antes. Me preparé para saltar y cuando estaba en el aire, le fui a golpear pero el detuvo mi golpe y al mismo tiempo salió una onda expansiva que me hizo temblar los propios huesos haciéndome preguntar cual seria el límite del poder de un dios.

    Entonces, el hizo girar su espada para lanzarme hacia un lado, aprovechando esa oportunidad, fui a darle un corte lateral, pero se agachó antes de que la hoja le alcanzase, en ese instante, recibí un puñetazo en el estomago lanzándome varios metros lejos de el. Mientras se acercaba empezó a decir:

    – Bah, los de tu especie sois una panda de debiles. Dijo sin notar arrepentimiento
    en sus palabras.- Sobre todo los de tu pueblo. Esas palabras fueron la gota que colmó el vaso.
    – Callate…. Le contesté murmurando.

    – ¿Como? ¿Que has dicho?. Me preguntó de forma borde.
    – Callate. Le contesté un poco mas alto.

    – Yo que tu hablaría mas alto po…. Paró de hablar porque le interrumpí.
    – CALLATEEEEE!!!. Grité de manera descontrolada.

    Entonces, surgió una explosión en la que el general salió volando varios metros atrás, mientras se veía mucho humo por la explosión causada. De repente, apareció la Guadaña de las Mareas saliendo a toda velocidad y sin que le diese tiempo al general de esquivarlo y le hizo un corte en el hombro, llevándose consigo medio cuerpo.
    Al disiparse el humo se vio a un Anthrior diferente, mas enfadado, como si fuese otro ser, algunos se pensaron que podía ser la propia Nphírea, pero el era un elfo. De repente, apareció un aura alrededor de Anthrior, eso era el maná, todos se dieron cuenta de que Anthrior era capaz de usar magia y ahora empezaría la autentica batalla.
    <p style=”text-align: center;”>-FIN-</p>

    • Este debate fue modificado hace 4 semanas, 1 día por Imagen de perfil de ElPumadeKZ ElPumadeKZ.
    • Este debate fue modificado hace 4 semanas, 1 día por Imagen de perfil de ElPumadeKZ ElPumadeKZ.
    • Este debate fue modificado hace 4 semanas, 1 día por Imagen de perfil de ElPumadeKZ ElPumadeKZ.
  • #4876 Editar
    Imagen de perfil de kteo
    kteo
    Debates creados:
    8

    Respuestas:
    8

    Ya que me has pedido que lo leyera, así lo he hecho y mi opinión sobre este relato creo que te servirá desde una perspectiva curiosa.

    Para empezar no tengo ni idea de que Lore manejas, no tengo ni idea ni de que universo  de ficción hace referencia este relato. Teniendo en cuenta eso lo único que leo es las impresiones de un personaje en plena batalla contra su enemigo.

    Teniendo en cuenta eso, me falta mucha información sobre el hecho que relatas, no se quien se enfrenta quien a quien, pero no digo nombres, simplemente razas, leo elfos pero los contrarios no he visto indicio de quien es el contrario, probable que dentro de mucha terminología que no entiendo esté la clave, pero una pequeña referencia en alguna parte de la historia no le vendría mal.

    La acción me gusta, siempre es mejorable con más inmersión y descripción, pero por lo menos el lector se entera de todo lo que pasa. Teniendo esta base para mi te falta adornarlo todo, desde la información que quieres dar, la fuerza que quieres impulsar en momentos claves y tener claro el orden de acontecimientos.

    Como no tengo ni idea de que Lore hablas, no puedo ayudarte mucho, pero siempre puedes crear una versión de la historia que quieres relatar, vamos como las líneas temporales infinitas que se nutre el WoW en ciertos casos.

    Y poco más que decir, me pasaré por aquí en caso de alguna duda o sino siempre andaré por el chat, un saludo.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Estadísticas

Miembros activos actualmente: 1
Most users ever online was 17 on 25-06-2018 22:14:14
ejahipoj
Miembros activos en las últimas 24 horas: 53
ejahipoj, ozino, lavinaebert765, omuryjeki, arujuqol, teodorokluge5, elelo, ihemov, umeqepov, miguethor, stefanam, arturobianco0, evamohik, olygesum, ulazaq, yravekyf, waylon72978949, uqonica, chanaseal57149, otevasyna, ylosur, ajaguby, Arkadiusz, wristpermit7, yjebypyh, ozuxux, julierobertson, obicahif, ucubywa, carmelpoindext, fairydata8, oryzuf, ekaja, ajuly, ovemenug, ebetonyp, dianbrumbaugh6, acanuz, alamegyz, uvudol, obygyp, ofuwin, aciny, ogylah, usysujyr, Allan, ewodik, castlerecess6, esydoc, owunokad, uvuwax, ahogax, valorieoberle
Super administrador | Moderador | Participante | Espectador | Bloqueado
Forum Statistics
Threads: 651, Posts: 652.619, Members: 20.289
Welcome to our newest member, ejahipoj